Nórdicos y fundas

No vuelvas a pasar frío mientras duermes, es hora de incorporar un bonito edredón nórdico a tu cama y que nada vuelva a interrumpir tu sueño. Tienes todo un mundo donde escoger el que mejor se adapte a ti, echa un vistazo a todas nuestras ofertas.

Fundas nórdicos

Rellenos nórdicos

Comprar edredones baratos online

Ahora puedes comprar rellenos nórdicos baratos y fundas online sin la necesidad de salir de casa. Hemos recopilado un amplio catálogo para que elijas entre las mejores fundas para nórdico y vistas tu cama con elegancia y en combinación con otros elementos como podrían ser las cortinas.

Son la mejor opción para las épocas más frías del año, teniendo en cuenta que cuanto más grosor tenga más cálido será y menos ropa de cama necesitarás para un buen confort. Los que están hechos de plumas o plumón son los que aportan una mayor temperatura térmica y tienen un precio un poco más elevado que los de fibras o microfibras, siendo estos más comunes para usarlos en entretiempo.

Tenemos muchas opciones disponibles y en todas las medidas para que se adapten al tamaño de tu cama. Lo bueno de las fundas es que podrás intercambiarlas para que no sea siempre la misma la que cubra tu relleno nórdico y así cambiar la estética de tu dormitorio. Pero si lo prefieres también disponemos de edredones estampados o colchas en varios colores teniendo el relleno y la funda unidos.

Una buena práctica es comprar tu edredón nórdico en verano, igual que pasa con la ropa, si la compras en la estación inversa puedes ahorrarte un buen dinero (la de invierno en verano y la de verano en invierno), ya que hay menos demanda y suelen bajar bastante los precios.

Tipos de rellenos nórdicos

Existen varios tipos de rellenos nórdicos, la mayoría de ellos son hipoalergénicos y están indicados para todo tipo de pieles. Para decidirte por el adecuado ten en cuenta factores como su gramaje, sus medidas y su composición, los dos materiales más comunes son fibra sintética o plumas.

Según el clima de tu ubicación geográfica necesitarás uno u otro. Los rellenos de 100 gramos son los finos que están indicados para verano y zonas más calurosas. Los rellenos de 400 gramos son los más usados y los más gruesos, perfectos para el invierno. Aunque también puedes encontrar rellenos 4 estaciones, compuestos por un relleno de 100/150 gramos y uno de 300/350 gramos que pueden unirse o desmontarse según la época del año.

Has llegado al lugar correcto, echa un vistazo a la selección que tienes un poco más arriba con los rellenos nórdicos más comprados y con las mejores opiniones de los clientes. Haz clic en los productos para ver su descripción completa y sus valoraciones.

Edredones, nórdicos o colchas

A la hora de comprar la ropa de abrigo para tu cama tienes una gran variedad de opciones disponibles, a veces son tantas que no sabes cual es la más adecuada para ti. Por eso aquí hemos seleccionado los productos mejor valorados y adquiridos por el público en general. Seguro que dormirás mejor con un bonito conjunto de cama y a la temperatura adecuada.

Las principales diferencias entre edredones, nórdicos y colchas son que estas últimas sirven más como elemento decorativo para colocar sobre la cama ya hecha, teniendo un espesor más fino ideal para primavera y verano. Los edredones son más gruesos y los puedes encontrar en una gran variedad de colores y estampados.

En cambio los rellenos nórdicos están disponibles en varios grosores, ideales para intercambiarlos durante todas las épocas del año dependiendo de tus necesidades y la temperatura de tu hogar. Son de color blanco y suelen meterse en fundas para nórdico que aportan una mejor estética, haciendo mucho más bonito tu lugar de descanso.

Cualquiera de ellos sirve para su función principal, aislarte del frío sin la necesidad de tener tantas capas y ahorrarte por ejemplo tener que comprar una buena manta. Aunque según donde vivas añadir una manta puede ser una buena idea o incluso combinar un nórdico y una colcha.

Mantener tu edredón nórdico en perfecto estado

Nada como dormir calentito una fría noche de invierno, en este aspecto el nórdico será tu mayor aliado. Para que no pierda calidez y cumpla con su función durante mucho más tiempo sin necesidad de cambiarlo por otro, es importante llevar a cabo un pequeño mantenimiento y cuidarlo.

Después de dormir, una vez te levantes, es recomendable airearlo y dejarlo ventilar, incluso sacudirlo un poco para que no pierda su esponjosidad. Usando fundas no solo evitarás que se manche sino que le dará un aspecto más bonito a tu dormitorio.

También es aconsejable que se vaya cambiando de orientación igual que se hace con el colchón. Otro consejo es que no dejes cosas pesadas encima o pases mucho tiempo sentado o tumbado sobre él para que no acabe estropeándose. Para que no pierda su efectividad se recomienda lavarlo solo una vez al año.

El cambio de estación es el momento ideal para lavarlo y en el momento de guardarlo meterlo otra vez en su bolsa original (si aún la conservas) o dentro de una bolsa transpirable para evitar la humedad y posibles olores desagradables. Cuando vuelva el frío asegúrate de ventilarlo antes de usarlo de nuevo.

Además de nórdicos y fundas, en nuestra tienda puedes comprar: