Sacos de dormir

Para tu próxima aventura no puede faltar un saco de dormir, ya sea para ir de camping, de escapada a la montaña o de mochilero por el mundo. Son prácticos, ligeros y te harán el apaño en cualquier situación. Echa un vistazo nuestra amplia oferta.

Saco dormir adultos

Saco dormir niños

Saco dormir bebés

Comprar sacos de dormir baratos

Comprar sacos de dormir baratos es posible, aunque tendrás que tener en cuenta el uso que le vayas a dar. Si lo necesitas para acampar en zonas muy frías con temperaturas extremas, vas a tener que invertir un poco más de dinero en su compra. Pero igualmente tenemos los mejores sacos de dormir a un precio muy económico.

Aquí los encontrarás para todo tipo de personas: sacos de dormir dobles, saco de dormir niños, saco de dormir bebés y sacos de adultos. Para conocer todas las características solo tienes que hacer clic en el producto y podrás ver su precio, temperaturas recomendadas, materiales de los que está hecho y las valoraciones de otros clientes.

Si sueles ir de camping o de acampada, los sacos son muy útiles y prácticos, ocupan muy poco espacio y te ofrecen un extra de comodidad y protección contra el frío. Aunque lo más recomendable es tener un colchón hinchable no son incompatibles. Combinar ambos te dará más confort y hará que duermas casi tan cómodo que como en tu cama.

Si tus escapadas son en pareja lo ideal son los sacos de dormir dobles, aunque también hay sacos individuales acoplables que se pueden unir y formar uno más grande, como los dobles o de matrimonio. En cambio para los más pequeños tenemos sacos de dormir para niños que son suaves, cómodos y mullidos y también sacos de dormir para bebés.

Como elegir saco de dormir

Si no sabes que saco de dormir comprar tienes que tener en cuenta varios factores, como el rango de temperatura que ofrece. No es lo mismo un saco de dormir invierno que un saco de dormir verano. La temperatura que soportan viene indicada por el fabricante, un saco de dormir térmico puede llegar a protegerte de temperaturas bajo 0.

Otro factor a tener en cuenta es el tamaño, en este aspecto es como la ropa, debe ser de tu medida. Que no quede demasiado espacio libre una vez dentro pero que te permita libertad de movimiento y no te quede muy justo y apenas puedas moverte.

Que sea cómodo es fundamental, los que están rellenos de plumas o plumón son más cómodos que los de fibra sintética, además mantienen mejor la temperatura. También su estética, es importante que te guste y que a parte de cumplir con su función tenga un diseño bonito y de tu agrado.

Y por supuesto el precio, si es para un uso más esporádico y en zonas climáticas con poco frío los encontrarás baratos. Pero para un uso avanzado en el que debas protegerte de temperaturas extremas es recomendable pagar un poco más y comprar un saco de mucha calidad.

Diferentes materiales y formas

El material exterior del saco puede ser de nylon, que lo hace más ligero, o de poliéster que son un poco más cómodos. En cuanto al relleno interior puede ser de plumón o plumas o de fibras sintéticas, cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes.

Como ya hemos comentado antes, los que están rellenos de plumas ofrecen una mayor comodidad, retienen mejor la temperatura y son un poco más ligeros y pequeños a la hora de doblarlos y empacarlos. En cambio los rellenos de fibras sintéticas ofrecen un secado más rápido y tienen un precio más económico.

En cuanto a la forma del saco, los puedes encontrar rectangulares o en forma ovalada o de momia. Los sacos de dormir rectangulares son más apropiados para épocas de verano o primavera, disponen de más espacio y pueden abrirse por completo y ser utilizados como edredón.

Los sacos tipo momia tienen una forma que se ajusta más al cuerpo, tienen un mejor aislamiento y son más recomendados para temperaturas bajas, como en otoño o invierno, ya que mantienen mejor el calor. Así que no te lo pienses más y compra el saco que mejor se adapte a tus necesidades.

Además de sacos de dormir, en nuestra tienda puedes comprar: