Tapones para los oídos

Los tapones para los oídos son elementos protectores que evitan que se dañe nuestra capacidad de audición, se usan introduciéndolos en el canal auditivo de las orejas. Su cometido principal es evitar ruido y que entre el agua o la arena, los hay de diferentes tipos y materiales. Con ellos evitarás la contaminación acústica, a continuación te contamos un poco más sobre ellos.

Diferentes usos de los tapones para los oídos

Los tapones para los oídos o protectores auditivos se pueden usar para diferentes fines. Ya sea para dormir como un tronco sin que nos moleste ningún sonido, o protegernos del agua durante un refrescante baño en la playa o la piscina. Incluso protegernos del ruido extremo que podría llegar a causar efectos muy negativos en nuestro delicado órgano.

Tapones para dormir

Hay veces que nos cuesta conciliar el sueño, esto es debido en gran parte por los ruidos externos que no podemos controlar. Puede ser que vivas en una zona muy ruidosa en la que se genere mucha actividad en horas nocturnas, que haya fiestas cercanas muy a menudo o vehículos como trenes y aviones que pueden llegar a ser muy molestos. Pero sobretodo si tienes que trabajar de noche no te quedará otra que dormir con ruido por el día.

También puede ser que tengas que estar expuesto a los ronquidos de tu pareja o que convivas con alguien muy ruidoso. Lo mejor para estas ocasiones son unos tapones para dormir bien toda la noche, teniendo en cuenta que para este propósito son más adecuados los tapones de silicona. Se amoldan fácilmente y con suavidad evitando que se irrite el oído y sin que lleguen a introducirse más de lo que deberían al estar presionando la oreja contra la almohada al dormir.

Tapones para nadar

El agua puede afectar negativamente a tus oídos, aunque por lo general no tendrás ningún problema, hay personas con una predisposición alta de contraer otitis. En cualquier caso hay tapones para el agua que te protegerán de este elemento, ya sea en la piscina o en la playa.

Lo recomendable es ponerse unos tapones para nadar, pero estos deben adaptarse perfectamente al canal auditivo, por eso son mejores los tapones para los oídos hechos a medida. Si te han operado del oído o has tenido algún problema también es muy recomendable su uso. Una vez salgas del agua y hayas disfrutado de tu baño, debes quitarte los tapones y secarte bien los oídos con una toalla limpia.

tapones para nadar

Tapones para el ruido

Realmente es peligroso exponerse a ruidos muy fuertes durante un largo tiempo y por periodos repetitivos en el tiempo. Escuchar la música a un volumen muy elevado es una de las principales causas de la perdida de audición, sobretodo son más susceptibles los niños y los adolescentes. Sonidos fuertes por encima de 140 decibelios (dB) pueden llegar a romper la membrana del tímpano.

Existen tapones para conciertos que conseguirán atenuar el sonido, pudiendo disfrutar y escuchando el concierto igual sin que sufran tanto tus oídos. También para según el trabajo que desarrolles será necesario que uses protectores auditivos, unos buenos tapones para los oídos pueden ahorrarte mucho sufrimiento y una posible sordera. Los cascos para esta función también ayudan, pero son mejores los tapones.

Tipos de tapones para los oídos

Además de los usos que ya hemos comentado, se pueden encontrar tapones para los oídos de diferentes tipos. Hechos a medida más enfocados para un uso profesional, reutilizables y tapones desechables. Y de distintos materiales como silicona, espuma o de cera natural.

Tapones de silicona

Los tapones hechos de silicona por lo general son hipoalergénicos y moldeables. Se colocan en el canal auditivo externo, sellando la oreja y evitando el ruido. Son los más indicados para dormir, sobretodo si no tienes más remedio que hacerlo durante el día. También se usan para fiestas y conciertos o para trabajar.

Tapones de espuma

Estos son los más sencillos y los más económicos, pero aún así son más difíciles de colocar, pueden acabar sobresaliendo demasiado y no ofrecer la protección adecuada. Tienen que quedar bien encajados dentro del oído, una vez introducidos, la espuma se expande y se ajustan al conducto auditivo.

protectores auditivos

Tapones de cera

Los tapones para los oídos de cera natural son los más ecológicos e ideales para un uso prolongado. Son hipoalergénicos, muy cómodos y moldeables. Son muy usados para dormir, pero también ofrecen protección contra el agua. Otro uso común es usar tapones para estudiar o trabajar y concentrarse mejor aislándose del ruido externo.

Tapones reutilizables

Los tapones reutilizables, como su propio nombre indica, están pensados para usarlos repetidamente en el tiempo. Pueden llegar a durar años, según el trato y cuidado que les demos y el uso, si es más o menos frecuente. Son muy prácticos si los vas a usar a menudo, a pesar de ser un poco más caros, a la larga lo agradecerás.

La opción contraria serían los tapones desechables, estos son para un único uso, de usar y tirar. Suelen estar hechos de espuma, y al ser un diseño estándar pueden resultar un poco incómodos para algunas personas. Son los tapones para los oídos más baratos, sencillos y para usarlos de forma esporádica o puntual.

Tapones hechos a medida

Los tapones premoldeados o hechos a medida están destinados para personas que los usan prácticamente a diario y los necesitan para evitar ruidos de forma continuada. Por ejemplo trabajadores de la industria con maquinaria pesada, con herramientas de construcción, músicos o DJs o nadadores profesionales.

Estos tapones están elaborados por un profesional a partir del molde del oído de la persona que los vaya a utilizar. Son más caros y laboriosos de hacer que cualquier otro tipo de tapón para los oídos, pero son mucho más eficaces ya que se adaptan y ajustan de manera perfecta.

¿Es malo dormir con tapones?

Los ronquidos de tu pareja, la música del vecino, el ruido de las obras o el tráfico y el movimiento de la ciudad afectan a tu descanso. Hay gente que es más sensible y propensa a despertarse con el mínimo sonido que escuche, en cambio otros pueden llegar a quedarse dormidos en cualquier situación y ambiente sin que nada les moleste.

Usar tapones para dormir puede ayudarnos mucho a tener un descanso como nunca antes lo habíamos tenido. Sellan nuestro canal auditivo y consiguen bajar los decibelios (dB) del ambiente y aislarnos de cualquier tipo de ruido. Así tendremos un sueño reparador y podremos afrontar un nuevo día a tope de energía, disminuyendo la ansiedad, el estrés y el malestar provocado por el insomnio.

tapones para dormir

No es malo dormir con tapones para los oídos siempre y cuando se sigan unas medidas. Hay que limpiar muy bien y frecuentemente tanto nuestras orejas como los tapones para no correr el riesgo de que nos provoquen una infección en los oídos. En este sentido son mejores los desechables de un solo uso.

Para algunas personas pueden ser incómodos y molestos a la hora de dormir, aunque suelen acostumbrarse con el tiempo. Te recomiendo que los pruebes y lo experimentes por ti mismo, por ejemplo con un tapón desechable, antes de hacerte unos a medida o comprar unos más caros que puede que luego no vayas a utilizar.

Dónde comprar tapones para los oídos

Puedes comprar tapones para los oídos en las farmacias y ópticas o también en tiendas online. Al comprarlos por internet suelen tener unos precios más competitivos y es mucho más cómodo y fácil. Por si te interesa hacerte con los mejores tapones para dormir, aquí te dejo 6 buenas ofertas que he encontrado en amazon para que les eches un vistazo:

Cómo ponerse los tapones en los oídos

A la hora de ponerse los tapones en los oídos es importante tener las manos bien limpias, al manipularlos y durante todo el proceso, para que no se introduzcan gérmenes o suciedad en el interior del oído. En el caso de los tapones de espuma hay que:

  • Moldearlos con la ayuda de los dedos, hay que convertirlos en unos cilindros estrechos y de poco grosor. Sin presionar con demasiada fuerza al principio, usando los dedos de ambas manos si es necesario.
  • Ahora ya se pueden introducir en el oído, para ello cogemos la oreja por la punta con la mano contraria (la oreja derecha con la mano izquierda), estiramos un poco hacia arriba y hacia atrás, así quedará una apertura más amplia y será más fácil la inserción del tapón.
  • Puedes mantener el tapón con el dedo unos 30 segundos hasta que se expandan cubriendo la totalidad del canal auditivo, pero no será necesario si se han colocado de manera correcta.

Aquí os dejo un vídeo en el que os explican el proceso y quedará visualmente más claro.

Podrás ver que está mal puesto si al expandirse queda la mayor parte fuera de la oreja, en este caso no intentes empujarlo ya que debido al grosor no podrás introducirlo. Tienes que sacarlo del todo y volver a repetir todo el proceso desde cero.

Has llegado al final, enhorabuena. Echa un vistazo a nuestra tienda y no te pierdas ninguna de las ofertas que tenemos en todo lo relacionado con el descanso. Espero que te haya gustado y que hayas aprendido todo lo necesario sobre los tapones para los oídos. No te olvides de compartirlo y comentarnos que te ha parecido 😉

¿Que te ha parecido?

Puntuación 0 / 5. Votos 0

¡Comparte!😍

Deja un comentario